Inicio Preguntas Comentarios Mecánicos Certificados  
 

Manuales Automotrices
Manual del Tsuru
Manual del Platina
Manual del Sentra
Manual del Pointer
Manual del Jetta
Manual del Golf
Manual del Astra
Manual del Vocho
Manual Vocho 1600
Manual Vocho 1600i
Manual del Chevy
Manual Caravan
Manual del Stratus
Manual Eurovan
Manual del Neon
Manual del Pontiac
Chevrolet Suburban
Manual del Focus
Manual de Meriva
Manual del Cavalier
Manual X-Trail
Manual del Cruiser
Manual VW Beetle
Manual Polo Lupo
Manual de Cherokee
Manual Dodge verna
Manual Ecosport
Manual del Escort
Manual de Windstar
Camionetas Ford
Manual del Ford Ka
Manual del Atos
Manual Cirrus
Honda Accord
Manual H Civic
Manual Peugeot
Manual Sharan

 

 

 

Manuales Técnicos
Transmisiones Ford
Manual Fuel Injection
Elaboracion Go-Kart
Manual Cerrajeria
Manual de Aluminio
Manual Electricidad
Mecánica Básica
Pintura Automotriz
Aire acondicionado
Vehículos Diesel
Manuale Audio Car
Mantenimiento Motos

 

Manual de mantenimiento y reparaciones Chrysler Cirrus
Neumáticos

Cirrus cirrus  
  • Introducción
  • Lubricación y mantenimiento
  • Suspensión
  • Diferencial y sistema de transmisión
  • Frenos
  • Embrague
  • Sistema de refrigeración
  • Batería y Sistema de carga
  • Motor de arranque
  • Sistema de encendido
  • Tablero de instrumentos e indicadores
  • Sistemas de audio y Claxon
  • Sistema de control de velocidad del vehículo
  • Señales de giro y destellador
  • Sistema de limpiaparabrisas y lavaparabrisas
  • Luces
  • Sistemas de distribución de tensión
  • Cerradoras de puertas automáticas
  • Sistema de antirrobo del vehículo
  • Bastidor y parachoques
  • Sistema inmovilizador
  • Elevalunas eléctricos
  • Diagramas de cableado
 
  • Como interpretar los diagramas Cirrus
  • Diagramas de Asientos servoasistidos
  • Diagramas de puertas automáticas
  • Diagramas de Aire acondicionado-Calefactor
  • Diagramas de Claxon, encendedor, corriente
  • Diagramas de Control de velocidad
  • Diagramas de Desempañador trasero
  • Diagramas de Distribución de masa
  • Diagramas de Distribución de tensión
  • Diagramas de Elevalunas eléctricos
  • Diagramas de Espejos eléctricos
  • Espigas de conectores
  • Diagramas de Frenos antibloqueo
  • Diagramas de Grupo de instrumentos
  • Diagramas de Iluminación
  • Índice de componentes
  • Información sobre empalmes
  • Diagramas de Limpiadores
  • Localización de empalmes
  • Localización de conectores y de masas
  • Diagramas de Módulo de control de la carrocería
  • Diagramas de Señales de giro
  • Diagramas de Sistema de airbag
  • Diagramas de Sistema de arranque
  • Diagramas de Sistema de carga
  • Diagramas de Sistema de combustible y encendido
  • Diagramas de Sistema de control de la transmisión
  • Diagramas de Sistema de seguridad antirrobo
  • Diagramas de Sistemas de audio
  • Tablero de conexiones
  • Diagramas de Techo solar automático
 

 

Descripción y funcionamiento

Esta solo es una pequeña lección de ejemplo, para descargar el manual completo Dale click aquí

Neumáticos

Los neumáticos están diseñados y fabricados específicamente para cada vehículo. Proporcionan un rendimiento
ideal en condiciones normales de funcionamiento. Las características de la marcha y de la capacidad de maniobra cumplen con las exigencias del vehículo. Con un cuidado apropiado, proporcionarán una excelente confiabilidad en la tracción, resistencia al resbalamiento y vida útil de la banda de rodamiento.

Los hábitos de conducción influyen en la vida útil de los neumáticos, más que cualquier otro factor. Los conductores cuidadosos obtendrán, en la mayoría de los casos, un kilometraje mayor que aquéllos que conducen en forma descuidada o brusca. Algunos de los hábitos de conducción que reducen la vida útil de los neumáticos son los siguientes:

- Aceleración rápida

- Aplicación violenta de los frenos

- Conducción a altas velocidades

- Exceso de velocidad en las curvas

- Golpear los neumáticos contra el borde de la acera u otros obstáculos

- Hacer funcionar el vehículo con una presión de inflado de los neumáticos inadecuada, tanto excesiva como insuficiente.

Los neumáticos de lonas radiales son más propensos a un desgaste irregular de la banda de rodamiento. Es importante respetar el intervalo de rotación de neumáticos que se incluye en la sección Rotación de los neumáticos. Esto le permitirá alcanzar una mayor duración de la banda de rodamiento.

Identificación de neumáticos

El tipo, el tamaño, la relación entre dimensiones y la estipulación de velocidad de los neumáticos están codificados en las letras y números impresos en sus flancos. Para descifrar el código de identificación de los neumáticos, consulte el cuadro (Fig. 1).

Los neumáticos de alto rendimiento tendrán una letra de estipulación de velocidad a continuación del número de relación entre dimensiones. Por ejemplo, la letra “S” indica que el neumático tiene una estipulación de velocidad de hasta 180 km/h. (112 mph). La estipulación de velocidad no siempre está impresa en el flanco del neumático.

  • Q - hasta 160 km/h (100 mph)
  • T - hasta 190 km/h (118 mph)
  • U - hasta 200 km/h (124 mph)
  • H - hasta 210 km/h (130 mph)
  • V - hasta 240 km/h (149 mph)
  • Z - más de 240 km/h (149 mph) (consulte al fabricante de los neumáticos para obtener información sobre la estipulación de velocidad específica).

Los neumáticos para todas las temporadas tendrán las letras M + S, M y S o M—S (que indica la tracción en barro y nieve) impresas en el flanco.

Fig. 1 Identificación de neumáticos

Cadenas para los neumáticos

Consulte el manual del propietario que se proporciona con el vehículo para determinar si se pueden usar las cadenas para neumáticos en este vehículo.

Neumáticos de lonas radiales

Este tipo de neumáticos mejoran la capacidad de maniobra, la vida útil de la banda de rodamiento y la calidad de marcha, al mismo tiempo que reducen la resistencia al rodamiento.

Los neumáticos de lonas radiales siempre deben utilizarse en juegos de cuatro. Bajo ninguna circunstancia, deben instalarse solamente en la parte delantera. Cuando sea necesario, se pueden combinar con neumáticos de repuesto provisionales. Se recomienda una velocidad máxima de 80 km/h (50 mph) mientras está en uso un neumático de repuesto provisional.

Los neumáticos de lonas radiales tienen la misma capacidad de carga que otros neumáticos del mismo tamaño. Asimismo, utilizan las mismas presiones recomendadas de inflado.

El uso de neumáticos excesivamente grandes, tanto en la parte delantera como trasera del vehículo, puede provocar fallos en el mecanismo de transmisión. También puede provocar señales inadecuadas de velocidad cuando el vehículo está equipado con frenos antibloqueo.

Se recomienda NO mezclar neumáticos de distintos fabricantes. Se debe mantener la presión apropiada en los cuatro neumáticos.

Neumático de repuesto - Provisional

El neumático de repuesto provisional sólo sirve para casos de emergencia. Se debe reparar o reemplazar el neumático original lo antes posible y volverlo a instalar. No exceda una velocidad de 80 km/h (50 mph). Para mayor información, consulte el Manual del propietario.

Neumáticos de recambio

Los neumáticos originales proporcionan el equilibrio adecuado de diversas características, tales como:

  • Marcha
  • Ruido
  • Capacidad de maniobra
  • Durabilidad
  • Vida útil de la banda de rodamiento
  • Tracción
  • Resistencia al rodamiento
  • Capacidad de velocidad

Se recomienda utilizar neumáticos equivalentes a los originales cuando sea necesario reemplazarlos.

Si no usa neumáticos de recambio equivalentes a los originales, la seguridad y la capacidad de maniobra del vehículo pueden verse seriamente afectadas.

El uso de neumáticos sobredimensionados que no se encuentren en los cuadros de especificaciones pueden interferir con los componentes del vehículo. El esfuerzo extremo de la suspensión y el recorrido de la dirección puede interferir con los componentes del vehículo y provocar averías en los neumáticos.

ADVERTENCIA: SI NO SE EQUIPA EL VEHICULO CON NEUMATICOS QUE TENGAN UNA CAPACIDAD DE VELOCIDAD ADECUADA, PUEDE PRODUCIRSE UN FALLO REPENTINO DE LOS NEUMATICOS.

Diagnosis y comprobación

Indicadores de presión

Se recomienda el uso de un indicador de presión de aire de calidad para verificar la presión del neumático. Una vez verificada la presión con el indicador, reemplace la tapa de la válvula y apriétela con los dedos.

Indicadores de desgaste de la banda de rodamiento

Estos indicadores están moldeados en la parte inferior de las acanaladuras de la banda. Cuando la banda tiene una profundidad de 1,6 mm (1/16 de pulg.), los indicadores de desgaste de la misma aparecen como una banda de 13 mm (1/2 pulg.) (Fig. 2).

Será necesario reemplazar los neumáticos cuando los indicadores aparecen en dos o más acanaladuras o si se observan zonas lisas.

Fig. 2 Indicadores de desgaste de la banda de
rodamiento

Esquemas de desgaste de los neumáticos

Cuando la presión de inflado es baja, el desgaste se producirá en los bordes del neumático. Cuando es excesiva, en cambio, se produce un desgaste en el centro del neumático.

Un exceso de alabeo hace que el neumático ruede formando un ángulo con la carretera. Un lado de la banda de rodamiento entonces se desgasta más que el otro (Fig. 3).

Un exceso de convergencia o de divergencia provoca un desgaste en los bordes de la banda de rodamiento del neumático y se produce un efecto escalonado transversal en la banda de rodamiento (Fig. 3).

Ruido o vibración del neumático

Los neumáticos de lonas radiales son sensibles a los impulsos de fuerza producidos por una instalación incorrecta, vibración, defectos de las ruedas o un posible desbalanceo del neumático.

Para determinar si los neumáticos son responsables del ruido o la vibración, conduzca el vehículo sobre una carretera lisa, a diferentes velocidades. Observe el nivel de ruido durante la aceleración y la desaceleración. El ruido del motor, del diferencial y del escape cambiará a medida que cambie la velocidad, en tanto que, en general, el ruido de los neumáticos permanecerá constante.

Cuadro de corrección de derivación del vehículo

Utilice el siguiente cuadro para realizar el diagnóstico de un vehículo que posee un problema de derivación. El uso del cuadro ayudará a determinar si la condición de derivación es resultado de un neumático en mal estado o es producto de la alineación de las ruedas.

Procedimientos de servicio

Presiones de inflado de los neumáticos

Las presiones de inflado insuficientes ocasionan un desgaste rápido del reborde y la flexibilización del neumático, lo cual puede provocar un fallo del mismo (Fig. 4).

Las presiones de inflado excesivas ocasionan un desgaste rápido en el centro y el neumático pierde su capacidad para amortiguar los golpes (Fig. 5). Un inflado inadecuado puede provocar:

  • Esquemas de desgaste irregular
  • Menor duración de la banda de rodamiento
  • Menor economía de combustible
  • Marcha insatisfactoria
  • Vehículo que deriva

Para informarse sobre las especificaciones de presión de inflado de los neumáticos, consulte la etiqueta del cuadro de presiones de inflado de neumáticos que se proporciona con el vehículo.

Fig. 3 Esquemas de desgaste de los neumáticos

Se puede seleccionar la presión de los neumáticos para que el funcionamiento del vehículo sea seguro, la estabilidad sea adecuada y la marcha, suave. La presión de los neumáticos debe verificarse en frío una vez al mes. Hágalo con mayor frecuencia cuando las variaciones de temperatura sean mayores. La presión de los neumáticos disminuye cuando la temperatura externa es baja.

Las presiones de inflado especificadas en la etiqueta son siempre presiones de inflado en frío. La presión de inflado en frío se obtiene después de que el vehículo haya estado sin funcionar durante por lo menos 3 horas, o después de haber recorrido menos de 1,5 kilómetros (1 milla) sin haber funcionado durante 3 horas. Las presiones de inflado de los neumáticos pueden aumentar entre 14 kPa y 41 kPa (2 a 6 psi) durante el funcionamiento. No reduzca este incremento de la presión, ya que es normal.

ADVERTENCIA: SI LA PRESION DE LOS NEUMATICOS ES EXCESIVA O INSUFICIENTE, SE PUEDE VER AFECTADA LA CAPACIDAD DE MANIOBRA DEL VEHICULO. UN FALLO REPENTINO DE LOS NEUMATICOS PUEDE PROVOCAR LA PERDIDA DE CONTROL DEL VEHICULO.

Presión de los neumáticos para funcionamiento a alta velocidad

Chrysler Corporation aboga por la conducción a las velocidades indicadas en los carteles de límite de velocidad. Allí donde los límites de velocidad permiten conducir el vehículo a velocidades altas, es muy importante corregir la presión de inflado de los neumáticos. Para las velocidades comprendidas hasta los 120 km/h (75 mph), los neumáticos deben inflarse a

la presión que se indica en la etiqueta de los mismos. Para velocidades continuas que excedan los 120 km/h (75 mph), los neumáticos deben inflarse según la presión máxima especificada en el flanco del neumático. Aquellos vehículos que se encuentren cargados al máximo de su capacidad no deben conducirse a velocidades continuas que superen los 120 km/h (75 mph).

Los vehículos utilizados para emergencias, que se conducen a velocidades que superan los 144 km/h (90 mph), deben usar neumáticos especiales de alta velocidad. Para informarse sobre las recomendaciones de presión de neumáticos correcta, consulte con el fabricante de neumáticos.

Rotación de ruedas y neumáticos

Neumáticos con esquemas de banda de rodamiento no direccionales

Los neumáticos del eje delantero y trasero operan con cargas diferentes y desempeñan funciones distintas. Por este motivo, se desgastan de forma irregular y sus esquemas de desgaste son también diferentes. Estos efectos pueden reducirse si se rotan los neumáticos periódicamente. Los beneficios de la rotación son particularmente valiosos. La rotación prolonga la vida útil de la banda de rodamiento, ayuda a mantener los niveles de tracción en barro, nieve y superficies mojadas y contribuye a una marcha uniforme y plácida.

Se aconseja el método de rotación cruzada hacia adelante (Fig. 6). Este método aprovecha la práctica actual de la industria de neumáticos que permite la rotación de neumáticos de lonas radiales. Se pueden utilizar otros métodos, pero tal vez carezcan de los beneficios que ofrece el recomendado.

Diagnosis de derivación del vehículo y procedimiento de corrección

*Verifique que la derivación/tiro no es producto de la convexidad del camino o de vientos cruzados

NOTA: El método de rotación de cuatro neumáticos sólo puede usarse si el vehículo cuenta con un neumático poco usado o un neumático provisional de repuesto.

Neumáticos con esquema de bandas de rodamiento direccional

Algunos vehículos se encuentran equipados con neumáticos de alto rendimiento que presentan esquemas de banda de rodamiento direccionales. Gracias a su diseño, estos neumáticos ofrecen mayor tracción en el pavimento mojado. Para aprovechar al máximo los beneficios que ofrece este diseño, rote los neumáticos en la dirección correcta que se indica mediante flechas en los flancos del neumático.

Cuando instale ruedas y neumáticos, asegúrese de respetar la dirección de rotación.

Para informarse sobre el programa de rotación, consulte el Manual del propietario.

Reparación de fugas en los neumáticos

Para efectuar una reparación adecuada, debe retirarse el neumático radial de la rueda. Sólo se debe reparar si el defecto, o la perforación, se encuentra en la zona de la banda de rodamiento (Fig. 7). Si la perforación se encuentra en el flanco, será necesario reemplazar el neumático.

Desinfle completamente el neumático antes de intentar desmontarlo de la rueda. Para desmontar o montar un neumático, use un lubricante similar a una solución de jabón suave. Utilice herramientas que no presenten asperezas ni bordes cortantes: pueden averiar el neumático o la llanta de la rueda.

Antes de instalar el neumático en la rueda, asegúrese de limpiar toda la capa de óxido de la llanta y de volver a pintarla si es necesario.

Instale la rueda en el vehículo y apriete progresivamente las cinco tuercas con una torsión de 135 N·m (100 lbs. pie).

Montaje coincidente de llantas y neumáticos

Las llantas y los neumáticos están montados coincidentemente en fábrica. Esto significa que el punto de máxima excentricidad del neumático coincide con el punto de mínima excentricidad en la llanta de la rueda. Esta técnica se utiliza para reducir el descentramiento en el conjunto de rueda y neumático. El punto de máxima excentricidad en el neumático está marcado con una marca de pintura o una etiqueta adhesiva de color brillante, en el flanco externo. El punto de mínima excentricidad en la llanta está identificado con una etiqueta en el exterior de la llanta y un punto o línea en el hueco de la llanta en el lado del neumático del interior de la misma. Si se ha retirado la etiqueta exterior, será necesario retirar el neumático para situar el punto o línea en la parte interior de la llanta.

Antes de desmontar un neumático de la rueda, debe hacerse una marca de referencia en el neumático, en la posición del vástago de válvula. Esta referencia asegurará que se vuelva a instalar en la posición original en la rueda.

(1) Mida el descentramiento total del indicador en el centro del reborde de la banda de rodamiento del neumático. Tome nota de la lectura del indicador. Marque el neumático para indicar el punto de máxima excentricidad. Coloque una marca en el neumático, en la posición del vástago de válvula (Fig. 8).

(2) Retire el neumático y vuelva a instalarlo a 180 grados sobre la llanta (Fig. 9).

(3) Mida nuevamente el descentramiento total del indicador. Marque el neumático para indicar el punto de máxima excentricidad.

(4) Si el descentramiento sigue siendo excesivo (un exceso de 1,524 mm o 0,60 pulg.), deben realizarse los procedimientos siguientes:

- Si el punto de máxima excentricidad está dentro de los 102 mm (4,0 pulg) del primer punto de máxima excentricidad y sigue siendo excesivo, reemplace el neumático.

- Si el punto de máxima excentricidad está dentro de los 102 mm (4,0 pulg) del primer punto en la rueda, tal vez la rueda esté fuera de las especificaciones. Consulte Descentramiento de ruedas y neumáticos.

- Si el punto de máxima excentricidad NO está dentro de los 102 mm (4,0 pulg) de cualquiera de los dos puntos de máxima excentricidad, dibuje una flecha en la banda de rodamiento, entre el segundo y el primer punto de máxima excentricidad. Retire el neumático y vuelva a instalarlo a 90 grados sobre la llanta en esa dirección (Fig. 10). Este procedimiento normalmente reducirá el descentramiento a un valor aceptable.

Limpieza e inspección

Limpieza de los neumáticos

Retire el revestimiento que protege los neumáticos antes de la entrega del vehículo. Este revestimiento podría provocar el deterioro de los neumáticos. Para eliminar el revestimiento protector aplique agua tibia y deje que se empape durante unos minutos. A continuación, retire el revestimiento empleando un cepillo de cerdas blandas. También puede emplearse la limpieza al vapor para eliminar el revestimiento.

NOTA: NO utilice gasolina, aceites minerales, solventes a base de aceite ni un cepillo de alambre para efectuar la limpieza.

Especificaciones

Especificaciones de los neumáticos

La siguiente guía debería serle útil para comprender las designaciones de los neumáticos:

P Neumático de vehículo de pasajeros (o “T” para neumático de uso provisional).
185 Ancho nominal del neumático en milímetros.
70 Relación altura-ancho del neumático.
R Neumático de lona radial (o “D” para neumático de lonas cruzadas).
14 Diámetro nominal de llanta en pulg.

No instale neumáticos que tengan un tamaño menor que el mínimo que se indica en la etiqueta de inflado de los neumáticos en el vehículo.

Ruedas

Descripción y funcionamiento

Ruedas

Las ruedas originales están diseñadas para el funcionamiento hasta la capacidad máxima de carga especificada del vehículo.

Todos los modelos utilizan llantas de base hueca de acero o de aluminio fundido. Todas las ruedas tienen secciones sobreelevadas entre los rebordes y el hueco de la llanta llamadas lomos de seguridad (Fig. 1).

Fig. 1 Llanta de seguridad

El inflado inicial de los neumáticos hace que la pestaña encaje sobre estas secciones sobreelevadas. En caso de fallo del neumático, las secciones sobreelevadas ayudan a mantener el neumático en posición en la rueda hasta que se pueda detener el vehículo en un lugar seguro.

Las llantas de aluminio fundido requieren contrapesos de balanceo revestidos para asentarse en el

flanco de la llanta de la rueda y abrazaderas especiales de rueda para el equipo de alineación.

Los pernos y tuercas de las ruedas están diseñados para aplicaciones precisas y deben reemplazarse por piezas equivalentes. No utilice piezas de reemplazo de menor calidad o de diseños sustitutos. Todas las llantas de aluminio y algunas de acero tienen tuercas de espárrago con una protuberancia alargada. Dicho diseño es necesario para asegurar la retención adecuada de las ruedas.

Antes de retirar la rueda, quite toda acumulación de óxido de las superficies de instalación de la rueda.

ADVERTENCIA: LA INSTALACION DE LAS RUEDAS SIN UN BUEN CONTACTO DE METAL A METAL PUEDE PROVOCAR UN AFLOJAMIENTO DE LAS TUERCAS. ESTO PODRIA AFECTAR SERIAMENTE LA SEGURIDAD Y LA CAPACIDAD DE MANIOBRA DEL VEHICULO.

Diagnosis y comprobación

Inspección de las ruedas

Inspeccione las ruedas para determinar si presentan:

  • Un descentramiento excesivo
  • Abolladuras o roturas
  • Orificios para pernos de ruedas dañados
  • Fugas de aire por alguna zona o por la superficie de la llanta


NOTA: No intente reparar una rueda mediante martilleo, calentamiento o soldadura.

Si una rueda está dañada, únicamente deberá utilizarse una rueda de recambio del equipamiento original. Al adquirir las ruedas de recambio, deben ser equivalentes en su capacidad para transportar carga. El diámetro, anchura, decalaje, orificio de guía y círculo del perno de la rueda deberán ser los mismos que los de la rueda original.

ADVERTENCIA: SI NO SE UTILIZAN RUEDAS DE RECAMBIO EQUIVALENTES, LA SEGURIDAD Y LA CAPACIDAD DE MANIOBRA DEL VEHICULO PUEDEN VERSE AFECTADAS SERIAMENTE. NO SE ACONSEJA EL REEMPLAZO POR RUEDAS USADAS. EL HISTORIAL DE SERVICIO DE LA RUEDA PODRIA INCLUIR UN TRATAMIENTO SEVERO O UN EXCESIVO KILOMETRAJE. LA LLANTA PODRIA FALLAR SIN UNA ADVERTENCIA PREVIA.

Descentramiento de la rueda y el neumático

El descentramiento radial es la distancia vertical entre los puntos de máxima y mínima en el neumático o el borde de la rueda.

El descentramiento lateral es el movimiento horizontal del neumático o de la llanta.

El descentramiento radial superior a 1,524 mm (0,060 pulg.), medido en la línea central de la banda de rodamiento, puede hacer que el vehículo se sacuda.

El descentramiento lateral superior a 2,032 mm (0,080 pulg.), medido cerca del reborde del neumático, puede hacer que el vehículo se sacuda.

El descentramiento siempre debe medirse fuera del vehículo y en un balanceador apropiado.

Por lo general, el descentramiento radial puede reducirse si se vuelve a instalar la llanta y el neumático en los pernos de la rueda (consulte el Método 1). Si esto no reduce el descentramiento hasta un nivel aceptable, puede rotarse el neumático en la llanta (consulte el Método 2).

Método 1 (Vuelva a colocar la rueda en la maza)

Verifique la exactitud de la superficie de instalación de la rueda, ajuste los cojinetes de la rueda.

Conduzca el vehículo una distancia corta para eliminar los puntos planos del neumático como resultado del estacionamiento del vehículo.

Verifique que todas las tuercas de la rueda estén apretadas con la torsión correcta (Fig. 2).

Utilice un calibrador de descentramiento D-128-TR para determinar el descentramiento (Fig. 3).

Vuelva a colocar la rueda en su posición de instalación, dos pernos más arriba de la posición original.

Vuelva a apretar las tuercas de la rueda hasta que estén apretadas con la torsión correcta. Esto impedirá la distorsión de los frenos.

Verifique el descentramiento radial de la rueda. Si sigue siendo excesivo, marque la cara lateral del neumático, la rueda y el perno en el punto de máximo descentramiento (Fig. 4) y continúe con el Método 2.

Método 2 (Vuelva a colocar el neumático en la rueda)

La rotación del neumático en la rueda es particularmente efectiva cuando hay descentramiento en el neumático y la rueda.

Retire el neumático de la rueda y vuelva a instalar la rueda en la maza, en la posición anterior. Verifique el descentramiento radial de la rueda (Fig. 5). No debería ser superior a 1,524 mm (0,060 pulg.).

Verifique el descentramiento lateral de la llanta (Fig. 6). Este no debe ser superior a 0,762 mm (0,030 pulg.).

Si el punto de mayor descentramiento radial de la rueda está cerca de la marca de tiza original, vuelva a instalar el neumático a 45 grados respecto a su posición original. Vuelva a verificar el descentramiento.

Procedimientos de servicio

Balanceo de neumáticos y ruedas

La vibración de los asientos, del suelo de la carrocería o del volante de dirección indica que es necesario realizar el balanceo. La vibración se percibirá principalmente cuando se conduce a más de 95 km/h (60 mph), en una carretera lisa.

Cuando un conjunto de rueda y neumático requiere balanceo, se recomienda el uso de un balanceador dinámico de dos planos. El balanceador estático sólo debe usarse cuando no se dispone de un balanceador dinámico de dos planos.

Para el balanceo estático, localice los puntos pesados que provocan el desbalanceo y contrapese la rueda en el lugar directamente opuesto al punto pesado. Determine el peso necesario para compensar la zona de desbalanceo. Coloque la mitad de este peso en el reborde interno de la llanta y la otra mitad en el reborde externo (Fig. 7) (Fig. 8). Es necesario realizar el balanceo fuera del vehículo.

El balanceo de las ruedas puede llevarse a cabo con un equipo en el vehículo o fuera de él. Si utiliza un equipo de balanceo en el vehículo, retire el conjunto de rueda y neumático opuesto.

Desmontaje e instalación

Llanta y neumático

Desmontaje

(1) Eleve el vehículo de forma que los neumáticos se separen del suelo. Para informarse sobre el procedimiento requerido, consulte LUBRICACION Y MANTENIMIENTO.

(2) Si el vehículo está equipado con tapacubos, retire el tapacubo de la rueda haciendo palanca con una herramienta apropiada para el desmontaje de tapacubos.

(3) Retire las tuercas de rueda de los pernos.

(4) Retire la rueda y el neumático de la maza.

Instalación

(1) Para instalar la rueda, primero colóquela correctamente en los pernos y en la superficie de montaje de la maza, utilizando como guía el piloto de la maza. Instale y apriete levemente las tuercas de la rueda en la secuencia correcta (Fig. 9).

PRECAUCION: Al instalar la rueda nunca use aceite ni grasa en los pernos ni las tuercas.

(2) Apriete progresivamente las 5 tuercas de la rueda en la secuencia correcta (Fig. 9) hasta alcanzar la mitad de la torsión especificada. Después apriete las tuercas de la rueda en la secuencia correcta, con una torsión de 135 N·m (100 lbs. pie).

(3) Si el vehículo está equipado con tapacubos, alinee la muesca del vástago de válvula del tapacubo con el vástago de válvula de la rueda. Golpee suavemente con la mano el tapacubo hasta que quede completamente calzado en la rueda.

(4) Baje el vehículo.

Fig. 9 Secuencia para apretar las tuercas de la
rueda

Especificaciones

Especificaciones de ruedas

Rueda

Tamaño de pernos de instalación M12 x 1,5 mm
Tamaño de tuerca hexagonal con orejetas para pernos de instalación 19 mm
Torsión de la tuerca con orejetas de instalación (ruedas con 4 y 5 espárragos) 135 N·m (100 lbs. pie)

 

 

 

Esta solo es una pequeña lección de ejemplo, para descargar el manual completo Dale click aquí